Aphidius colemani
parásito de pulgones

Aphidius colemani (himenóptero bracónido) es un importante parásito para el control biológico de diversos tipos de pulgones, siendo los más relevantes el control de Aphis gossypii y de Myzus persicae en cultivos hortícolas y ornamentales.

Los adultos miden 2-3 mm y tienen el cuerpo negruzco con antenas largas. El ciclo biológico se desarrolla en un par de semanas en condiciones óptimas (comprendidas entre los 16 y 22ºC) mientras que por encima de 28-30ºC su actividad empieza a disminuir. Se trata de un parásito solitario que desarrolla su ciclo larvario dentro del cuerpo del pulgón. Las hembras, dotadas de una elevada capacidad de búsqueda, frecuentan las zonas de la planta donde se asientan los pulgones y una vez han seleccionado un pulgón, ponen un huevo en su interior. El pulgón parasitado no muere inmediatamente, sino que a medida que la larva se desarrolla, su interior se vacía lentamente a la vez que se infla, hasta transformarse en la conocida “momia” de color marrón oscuro.

El buen nivel de parasitación y la especificidad en la selección del hospedador hacen que el uso de AphidiPAK sea muy interesante en los programas de control biológico e integrado. La distribución del insecto tiene lugar en forma de momia o de adultos apenas emergidos. Se realizan 4-6 sueltas, con una dosis de 0,5-1 individuos/m2 con el fin de obtener un buen equilibrio entre los pulgones y su antagonista. Las intervenciones preventivas con una serie de sueltas a pequeñísimas dosis, a partir del periodo en el cual se prevén las primeras apariciones de pulgones, pueden obstaculizar la acción de este fitófago incluso en las condiciones más difíciles.

Deja un comentario

Ir arriba